miércoles, 18 de julio de 2012

iCub, un niño robot capaz de interpretar música y que pronto podrá componerla.



iCub es un sofisticado niño robot con el que un equipo de la Universidad Pompeu Fabra investiga la relación entre cerebro y mente, y que es capaz de interpretar un instrumento musical (el sintetizador reactable) y que en breve podrá incluso componer.
Este pequeño androide de grandes ojos, de la altura de un niño de cuatro años (y de 22 kilos de peso), que llegó a Barcelona en 2009, tiene una veintena de "hermanos" repartidos por toda Europa y EEUU-cada uno valorado en unos 300.000 euros- con los que se están llevando a cabo diferentes experimentos, desde la destreza manual a la percepción del entorno por medio de la vista o el oído.
iCub, diseñado por el consorcio internacional RobotCub, es la apuesta estratégica de la UE por los denominados "sentient", la robótica del futuro que podrá integrarse en la sociedad para mejorar la calidad de vida de las personas, para lo que es esencial estimular sus "capacidades emocionales".
El objetivo del equipo de la Pompeu Fabra es poder llegar a producir un robot socialmente inteligente, profundizando en la comprensión de los mecanismos neuronales a través de sistemas artificiales, con algoritmos inspirados en los procesos biológicos.


Más información en www.icub.org

martes, 17 de julio de 2012

Brazo robótico, esperanza de libertad para un cuerpo inerte.


Cathy Hutchinson, una paciente tetrapléjica que lleva más de quince años con los brazos y las piernas paralizadas, pudo mover un brazo robótico, a través del pensamiento, y beber café desde una botella. Leigh Hochberg, neuroingeniero de la Universidad de Brown (EE UU) y coautor de esta investigación, asegura que “el cerebro está compuesto por millones de neuronas que, al comunicarse, producen pensamientos y generan impulsos eléctricos. Cuando los electrodos detectan estas señales, se transmiten por cable a un ordenador, que las traduce en órdenes para un dispositivo electrónico. En el futuro nos gustaría que el sistema fuera inalámbrico, así como trabajar con un ordenador más pequeño y portátil, tal vez del tamaño de un smartphone”.
Investigadores de distintos países trabajan en métodos para que las ondas cerebrales muevan un brazo robótico, como en el caso de Hutchinson; dirijan esas órdenes a una sofisticada silla de ruedas o a un esqueleto mecánico que sostenga el inerte cuerpo de una persona con lesión medular. Esos impulsos cerebrales se trasladarían a los propios músculos para ejecutar los movimientos por los que una persona con lesión medular o parálisis cerebral podría moverse con sólo pensar en ello.


miércoles, 4 de julio de 2012

Robot agrícola para recoger fresas




La empresa Agrobot ha organizado una serie de convocatorios para mostrar la puesta en marcha de este robot para recoger fresas, que reduce considerablemente los costes para el agricultor. La máquina está diseñada sobre el chasis de un vehículo todo terreno, similar a un tractor de dimensiones reducidas. Funciona con combustible diesel o un sistema eléctrico. Cuenta con 20 brazos robóticos, con visión artificial que identifica si la fresa está madura y con una cinta transportadora que lleva el fruto al trabajador, que la clasifica con una presentación adecuada. Este robot agrícola tiene la limitación de que solo puede recoger las fresas que cuelgan y no las que están dentro de la mata. Esta tarea recolectora tiene que seguir haciéndose de forma manual. Cuesta 100.000 euros y afirman que se puede rentabilizar en una finca de 4 ó 5 hectáreas. La idea de la empresa es comercializarla en Estados Unidos.