miércoles, 18 de julio de 2012

iCub, un niño robot capaz de interpretar música y que pronto podrá componerla.



iCub es un sofisticado niño robot con el que un equipo de la Universidad Pompeu Fabra investiga la relación entre cerebro y mente, y que es capaz de interpretar un instrumento musical (el sintetizador reactable) y que en breve podrá incluso componer.
Este pequeño androide de grandes ojos, de la altura de un niño de cuatro años (y de 22 kilos de peso), que llegó a Barcelona en 2009, tiene una veintena de "hermanos" repartidos por toda Europa y EEUU-cada uno valorado en unos 300.000 euros- con los que se están llevando a cabo diferentes experimentos, desde la destreza manual a la percepción del entorno por medio de la vista o el oído.
iCub, diseñado por el consorcio internacional RobotCub, es la apuesta estratégica de la UE por los denominados "sentient", la robótica del futuro que podrá integrarse en la sociedad para mejorar la calidad de vida de las personas, para lo que es esencial estimular sus "capacidades emocionales".
El objetivo del equipo de la Pompeu Fabra es poder llegar a producir un robot socialmente inteligente, profundizando en la comprensión de los mecanismos neuronales a través de sistemas artificiales, con algoritmos inspirados en los procesos biológicos.


Más información en www.icub.org